La crioterapia usada como tratamiento cosmiátrico.

Durante muchísimos años, la medicina se ha valido de distintos recursos para mejorar la salud del paciente ante alguna enfermedad. Entre ellos siempre han destacado aquellos que son capaces de mostrar mejoría desde la primera sesión, como las prácticas fisioterapéuticas, de electricidad, frío y calor, los masajes para ir recuperando la movilidad del cuerpo, el ejercicio terapéutico, y así, en la medicina se han generado innumerables métodos para generar distintos beneficios en el tratamiento de afecciones. De entre ellas, siempre ha destacado la utilización del hielo como tratamiento para bajar la hinchazón, eliminar morados o edemas, inclusive bajar fiebres muy altas. De allí ha surgido una rama en la que cosmiatras, utilizan el frio para obtener agradables beneficios cosméticos que son visibles desde la primera sesión y también para tratar la piel sana y dañada de distintas enfermedades. Esta técnica es conocida como crioterapia. Consiste en aplicar por distintos medios, altas dosis de frio en las partes que se desean mejorar o curar por un lapso de tiempo no muy extenso. Actualmente la crioterapia se utiliza en centros de belleza especializados y consultorios cosmiátricos y dermatológicos, pues no produce efectos nocivos en la piel si es tratada correctamente con las sustancias químicas. El hielo es focalizado en las zonas con problemas, razón por la cual las personas buscan realizarse estos tratamientos no invasivos de manera segura y en condiciones aptas para su salud.

Crioterapia, la efectividad en un solo tratamiento.

Muchas mujeres desean mejorar el aspecto cansado de su rostro, disminuir las ojeras y las arrugas para verse más lozanas, jóvenes y mejorar su apariencia, sentirse más seguras de sí mismas, por lo que acuden al cirujano plástico que les ofrece una solución. Pero esta solución es a mediano o largo plazo porque requiere la preparación del paciente antes de la cirugía tanto física como psicológicamente, además del tiempo que se ocupa en realizarla y el tiempo de recuperación posterior. El médico cirujano utiliza botox para disminuir las arrugas, alisan párpados con hilos tensores, reducen las bolsas debajo de los ojos y usan el láser para despigmentar las manchas y ojeras, tratamientos que resultan un poco más costosos e involucran muchos riesgos. Estos tratamientos regularmente se van aplicando en etapas para lograr la efectividad y mejorar el aspecto del rostro. La crioterapia ha surgido como una alternativa auxiliar en algunos casos y en gran manera está siendo utilizada por hombres y mujeres que buscan verse mejor y de forma más rápida que con la cirugía estética. Esta ciencia cosmetológica es utilizada globalmente, es decir que pueden aplicarse diversos métodos juntos y combinados para obtener satisfactoriamente el efecto deseado en un mínimo de tiempo. Como no es invasiva la aplicación de la crioterapia se reduce el tiempo de aplicación y los resultados son inmediatos.

¿En qué consiste la crioterapia?

Es una técnica aplicada por los cosmiatras, que se encarga del cuidado y mantenimiento de los problemas cutáneos. Utiliza el frío de manera local para tratar el aspecto envejecido de la piel , favoreciendo la estimulación de la dermis y la circulación en esta zona, con la aplicación combinada del hielo focalizado con las sustancias activas, que favorecen el descongestionamiento de la piel, la cual se alisa, reducen las arrugas, la piel adquiere una tonalidad más clara y en consecuencia, permite rejuvenecer el rostro más fácil y rápido, de igual manera ayuda a reducir medidas en el cuerpo, No es invasiva y se obtienen resultados inmediatos, permitiendo al paciente la completa satisfacción con este tratamiento. Cada paciente presenta distintos problemas en la piel del cutis, arrugas, manchas, ojeras, bolsas debajo de los ojos, lesiones y demás. Los cosmiatras son profesionales que realizan el estudio de lo que requiere el paciente que acude a ellos, combinan técnicas, sustancias, instrumentos, el frío y determinan específicamente qué es lo más beneficioso para obtener la solución inmediata al problema. Explican al paciente su diagnóstico y tratamiento posible para que tome la decisión de hacerlo o no. Si la respuesta es afirmativa, el paciente queda en manos del especialista, de manera segura obteniendo así la efectividad y armonía del rostro con el tratamiento, de acuerdo a su afección. Los cosmiatras también sirven de apoyo al médico cirujano en caso de una cirugía estética, para drenar edemas.

Tipos de crioterapia y sus beneficios

Cuando hablamos de crioterapias, podemos diferenciar varios tipos de estas en función de los productos e instrumentos que utilizan para lograr el objetivo. Muchos de estos tienen un área específica donde son más efectivos. La primera de ellas es la crioterapia facial, esta consiste en la constricción a gran velocidad de los vasos y poros de la cara, para luego dejarlos dilatar naturalmente y que sean capaces de una mayor penetración de los componentes de los productos cosméticos utilizados, además aporta oxigenación e hidratación a los tejidos de la cara. Otro tipo de crioterapia es aquella que se utiliza para la reafirmación de los senos, funciona idénticamente a la anterior, con la diferencia de que en estos tejidos cumple la función de tonificar, fortalecer y reafirmar los músculos que funcionan como sostén en el seno. Para este tratamiento, también se suele utilizar una composición de sustancias criogénicas a través de unas vendas que cubren toda la zona del busto. Para que la sensación nos sea muy molesta para el paciente, se le aplica una crema que reduce esa sensación. La crioterapia también se utiliza para reducir tallas, para esto, se utilizan masajes con barras de hielo, preparadas con extractos de plantas medicinales que potencian los efectos que ocasiona el hielo sobre la piel. Posteriormente se dejan los hielos sobre la piel, con una venda durante aproximadamente 20 minutos. Hay que destacar que aunque estas técnicas ofrecen resultados inmediatos sobre el paciente, para algunos casos puede estar contraindicado, como las personas intolerantes al frio, las personas que sufren de hipotensión o hipertensión, problemas reumáticos, enfermedades pulmonares,  piel muy sensible, personas que asisten a diálisis y personas diabéticas. De igual forma, todos los tratamientos de crioterapia deben ser realizados bajo petición médica especializada.

Nuestra selección para ti

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

Recibe actualizaciones, cursos, talleres, promociones y contenido de gran valor.

Forma parte del instituto de cosmiatría con mayor trayectoria y prestigio del país.

Gracias por formar parte de Cosmiatría San José ¡pronto tendrás noticias nuestras!

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat