Leyes, regulaciones y permisología de la cosmiatría en Venezuela

En Venezuela, son numerosos los consultorios de especialistas dedicados a tratar las afecciones de la piel, incluso la mayoría de las clínicas cuentan con sus propios especialistas internos para atender a la población que asista a sus consultas. Sin embargo, estos dermatólogos usualmente no poseen el tiempo necesario para hacer largas sesiones de tratamientos a sus pacientes. Por esta razón, los dermatólogos, suelen derivar su trabajo a aquellos que dedican sus estudios, a especializarse a la aplicación y creación de productos beneficiosos para la piel y a la realización de técnicas para mejorar el aspecto físico y estético de sus pacientes. Estos especialistas son los cosmiatras, los cuales, desde que se empleó el término por primera vez, es decir, desde la mitad del siglo pasado hasta nuestros días, han ganado cada día más terreno en relación a las prácticas estéticas y de cuidado de la piel. La estética facial de las personas ha tomado un lugar esencial en la sociedad, haciéndonos a todas las personas, parte de un complejo cultural donde se nos obliga a encajar en los estándares formados durante cientos de años. Por esa razón, el trabajo del cosmiatra en relación al cuidado y al embellecimiento de la piel, obliga a estos a prepararse de la manera más adecuada y formal posible. Para esto se ha llegado a un consenso donde para ejercer dicha labor según la ley, hacen falta una serie de requisitos, tanto de habilidades como de formalidades, a fin de asegurar que cada uno de los especialistas, puedan ofrecer la misma calidad de servicio y evitar  así riesgos a sus pacientes Además de la formación necesaria, que cada día se perfila más hacia una licenciatura similar a la enfermería, los cosmiatras que cumplen su labor como asistentes del dermatólogo, requieren a su vez un conjunto de leyes y regulaciones que canalicen adecuadamente el conocimiento, haciendo énfasis especialmente al tratar a menores de edad y a mujeres embarazadas, al igual que para hacer alguna práctica sin permiso del especialista dermatólogo. Lamentablemente, la cosmiatría, al día de hoy, no figura como un apartado específico en las leyes de salud, que indiquen parágrafos especiales para las labores cosmiátricas. Esto se debe a que la sociedad venezolana de salud, en el último censo realizado en el 2012, indicó que Venezuela posee aproximadamente solo 350 especialistas en cosmiatría, lo cual es un número muy bajo en relación a una especialidad que cada día aumenta su demanda y su necesidad en el país. Sin embargo, la ley de la salud establece un conjunto de leyes específicas a través de una gaceta de normas de condiciones arquitectónicas e higienico-sanitarias de los establecimientos de estética humana. Ésta aunque excluye aquellas prácticas que sean de estricta vigilancia médica, si da espacio para la mayoría de las prácticas que un cosmiatra realiza en sus consultorios particulares para el embellecimiento facial y corporal.

Leyes y regulaciones

En estas normas de los establecimientos de estética humana, se especifica como deber del estado principalmente, las condiciones mínimas que debe poseer cualquier consultorio cosmiátrico. Se establece que estos espacios pueden ser compartidos con sitios dedicados a otros fines, siempre y cuando se cumplan los siguientes requisitos mínimos para los mismos:
  • Zonas de almacenamiento independiente de los productos cosméticos y los productos de limpieza
  • Espacio adecuado para la desinfección, esterilización y almacenamiento adecuado del material desinfectado y esterilizado
  • Baños con adecuada iluminación, de pisos blancos sin ranuras, para evitar que en estas se puedan almacenar hongos o bacterias
  • Contar con áreas de trabajo, que garanticen la privacidad del usuario. Cuyo acceso solo esté permitido al personal autorizado y que permitan una intimidad del paciente mientras se realiza el tratamiento
  • Una sala de espera, de al menos 0.70m2 por persona, con capacidad de puestos igual a 2 por cada espacio de trabajo disponible
  • Área de recepción y caja, con mueble mostrador
  • Espacio mínimo de 4m2 para cada espacio de trabajo. Para las áreas de masajes, se requiere un espacio mayor
  • Dicho conjunto de normas, también establece que todo producto cosmético e instrumento tecnológico a utilizar en estos espacios debe contar con un adecuado registro sanitario, etiquetado y cumplir con las normativas vigentes. Además solo pueden ser usados dentro de los espacios donde se realice la actividad
  • De igual forma, la realización y venta de fórmulas químicas deben cumplir con las adecuadas normas vigentes, que estipulan la certificación específica de quienes los elaboran

Permisología segun Ley Oragánica de Salud

Para la labor de la cosmiatría, la ley orgánica de la salud, establece el requerimiento de un  conjunto de permisos para todo el personal de la salud, entre los cuales incluiremos a esta especialidad. Este conjunto de permisos se obtienen en el órgano controlador adecuado para los mismos
  • Certificado de Salud vigente
  • Permiso Sanitario de Funcionamiento otorgado por la Autoridad Estatal de Contraloría Sanitaria. Este permiso sanitario debe ser específico para los establecimientos donde se realicen actividades técnicas médicas auxiliares especializadas. Este permiso tiene vigencia de 3 años, debiendo solicitar su renovación 6 meses antes de su vencimiento, en caso contrario será derogado y deberá solicitarlo nuevamente
  • Todo trabajador de la salud, debe poseer los siguientes exámenes: Serología, VDLR, Hepatitis B y C, que deben ser colocados en un lugar visible al público, con un ciclo de renovación de cada 6 meses.
  • Si el cosmiatra no es propietario del establecimiento, deberá poseer una carpeta donde tenga una carta de autorización notariada en original y copia; certificado RIF, acta constitutiva y estatutos de la empresa, debidamente inscritos en el registro mercantil; carta explicativa de las actividades y servicios y copia simple de la patente de industria y comercio.
  • Finalmente establece que no se permite el acceso a animales a ningún tipo de establecimiento donde se trabaje la estética humana, con la única excepción de aquellos que sirvan de guía para las personas invidentes
  • De igual forma, la Ley de la salud, establece que todo especialista que realice algún tipo de práctica médica o terapéutica o de embellecimiento corporal, así no sea ningún procedimiento invasivo, debe poseer la certificación adecuada para realizar dicha labor; tal certificado debe estar disponible y a la vista de todos los que vayan a realizarse algún tratamiento cosmiátrico.

Nuestra selección para ti

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

Recibe actualizaciones, cursos, talleres, promociones y contenido de gran valor.

Forma parte del instituto de cosmiatría con mayor trayectoria y prestigio del país.

Gracias por formar parte de Cosmiatría San José ¡pronto tendrás noticias nuestras!

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat