Nefertiti: El incierto final de la mujer más bella del mundo antiguo

El antiguo Egipto ha sido siempre una fuente de inagotables enigmas, muchos de los cuales siguen hoy fascinando a la humanidad entera. Este es el caso de la bella Nefertiti, o como su propio nombre dice “La hermosa ha llegado”, sobre la cual no dejan de aglomerarse innumerables incógnitas. Durante el reinado del faraón Amenofis IV, posteriormente conocido como Ajenatón, transcurrido en el siglo XIV a.C., se realizaron innumerables reformas a las tradiciones y los cultos egipcios. Toda la civilización sufrió innumerables cambios y eso se mostró en los grabados de la época, que lejos de mostrar las guerras y conquistas egipcias, pararon a mostrar la vida cotidiana de la realeza y sus costumbres. En estos grabados encontrados, reflejan al faraón Ajenatón junto a su enigmática esposa Nefertiti, asistiendo juntos a todas las reuniones de estado, incluso se les muestra paseando de la mano y dándose un beso. Todo esto parece mostrar a una pareja real que muestra verdadero amor, pero algunos historiadores concuerdan en que el motivo de estos grabados va más allá. Durante el reinado de este faraón, Egipto tuvo una reforma fundamental: pasó del politeísmo al monoteísmo, rindiéndole culto únicamente al dios Atón, dios del disco solar y regente de la vida. Para esto, el faraón sería el único intermediario entre dios y los hombres y no extraña pensar que la familia real debería verse como un solo ser. Sin embargo, fuera de lo que para muchos podría ser una ficción ante el pueblo, la verdad es que Nefertiti era la mano derecha del faraón. Se dice que la genialidad de la instauración del nuevo culto se debe a la inmensa propaganda que se encargaron de exhibir. Mostraron su vida cotidiana como la muestra de lo que es la felicidad, por supuesto bajo el amparo del dios Atón; para esto se sirvieron perfectamente de la compañía del uno y del otro, saliendo en grabados con Nefertiti sentada en el regazo del faraón, mientras ven a sus hijas jugar. Junto a Ajenatón, Nefertiti tuvo 6 hijas, de las cuales su tercera hija, Ajensenpaatón se casaría con el futuro faraón Tutankamón. Pero en el reinado de Ajenatón, se ve a la bella Nefertiti más como una corregente que como una sumisa esposa, incluso en los detalles, ambas figuras poseen el mismo tamaño y vestiduras, al punto que llegan a confundir las figuras del faraón con las de Nefertiti, pues cada vez el faraón poseía figuras más afeminadas y las de Nefertiti aumentaban de tamaño, signo del poder que iba cobrando al pasar de los años.

El misterio de la desaparición de la reina Nefertiti

Aun cuando todo se mostraba perfecto entre la familia real, en el año 12 del reinado del faraón Ajenatón, repentinamente deja de aparecer en los grabados la bella Nefertiti y el faraón ordena la destrucción de las estatuas erigidas en su honor y borrar su nombre de los distintos monumentos. Nadie sabe con certeza que causó esta decisión, pero se dice que posiblemente haya caído en desgracia por planear una traición al faraón, el cual estando bajo grandes influencias de sus demás consejeros, decide reinstaurar el politeísmo, volviendo al culto al dios Amón, vinculado al dios Ra; pero, esta teoría carece de fundamentos sólidos debido a que años antes fue nombrada por el faraón con el título de Gran Esposa Real, es decir, su corregente. Lo que se sabe con total certeza es que de tanta fama de la bella reina, solo quedó la ausencia y aún el día de hoy, su tumba permanece escondida.

Neferneferuatón y Semenejkara

Aunque los grabados de la época ubican la desaparición de Nefertiti a una edad comprendida entre los 28 y los 35 años, unas esculturas encontradas posteriormente la muestran de una edad mayor, lo cual ayuda a pensar en que Nefertiti no moriría luego de su desaparición de la vida pública. Muchos son los enigmas que embargan la muerte de la hermosa compañera del faraón, pero mayores son los de las figuras que comienzan a rodear a este en el resto de su reinado. La primera de estas figuras es la nueva corregente y consejera Neferneferuatón. Es intrigante el pensar en la similitud entre los nombres de Nefertiti (La Bella ha llegado) y Neferneferuatón, o su nombre completo Anjetjeperura Neferneferuatón. El nombre Neferneferuatón aparece por primera vez en el año cuarto del reinado del faraón, este escribe un poema sobre la bella Nefertiti donde la nombra de esa manera, pero el nombre significa en si “exquisita es la belleza de Atón”. Posteriormente luego de la desaparición de la compañera del faraón, este nombra de Gran Esposa Real a su hija mayor, Meritatón. Pero a su vez aparece una corregente nueva, llamada también Neferneferuatón, pero que esta vez viene a significar “la amada de Ajenatón”, lo cual hace pensar que era una mujer. Alimentando la teoría de que Nefertiti no murió en ese momento sino que logró reinventarse a sí misma en otra persona. También, después del momento de su desaparición, viene a cumplir sus funciones un enigmático personaje llamado Semenejkara. Este personaje asume la mayoría de los títulos y funciones que poseía Nefertiti y, luego de la muerte de Ajenatón, pasa a reinar Egipto por un corto tiempo, aun cuando no se habla de que posea relación con la realeza egipcia. Esta teoría parece ceder ante el hecho de que Semenejkara nombra a Meritatón como su gran esposa real, lo cual demostraría que es un hombre. Pero Meritatón es la hija mayor de Nefertiti, por lo cual la teoría podría mantener su sentido. Otra relación que han mostrado los arqueólogos es que Nefertiti y este enigmático personaje están emparentados y se sabe que tuvo una relación amorosa con el faraón Ajenatón, pero la diferencia está en que este influyo en el faraón para volver a las raíces politeístas, estableciendo nuevamente el culto a Amon-ra, al cual se hace referencia en su mismo nombre. Muchas son las teorías e historias que encubren el incierto final de la mujer más bella del mundo antiguo, pero lo que se sabe a ciencia cierta es que fue una mujer de gran poder e importancia para el mundo antiguo y que fue centro de muchos cambios que cubren la era más importante del antiguo Egipto, la era de Amarna. Muchos de estos misterios se descubrirán cuando finalmente consigan sus restos, desaparecidos a través de la historia.

Nuestra selección para ti

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

Recibe actualizaciones, cursos, talleres, promociones y contenido de gran valor.

Forma parte del instituto de cosmiatría con mayor trayectoria y prestigio del país.

Gracias por formar parte de Cosmiatría San José ¡pronto tendrás noticias nuestras!

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat