La nutricosmética

Ese hermoso envoltorio que resguarda los órganos, muchas veces refleja externamente nuestro estado de salud y con el paso del tiempo se va envejeciendo, a veces prematuramente por falta de cuidados, por una alimentación inadecuada, por las preocupaciones o por enfermedades que la deterioran aceleradamente. En el mundo de la cosmética existen muchos y muy variados tratamientos que se aplican cuando el paciente presenta una piel envejecida con arrugas, con manchas, flacidez y sin la luminosidad que debería poseer, retrasando los efectos de la edad y obteniéndose resultados satisfactorios inmediatos. En ese caso, hablaremos de la nutricosmética. El estado de salud de la piel puede mejorarse con tratamientos externos tales como cremas nutritivas, humectantes, acondicionadoras y protectoras; y con los internos como los alimentos por sí mismos y los suplementos de la alimentación. Una dieta que incluya proteínas, vitaminas y minerales contribuye a obtener una piel nutrida y más sana. La nutricosmética es un tratamiento a base de vitaminas, complementos de la alimentación  y cremas nutritivas que se orienta en la mejora de la piel, del cabello y las uñas y que actúan también en el organismo mejorando los cartílagos, la memoria y la visión. Es decir,  el organismo supera el inconveniente interna y externamente a través del uso de los complementos alimenticios y de cremas tópicas, lográndose una fusión  entre estos dos tratamientos, lo que permite un efecto más inmediato a la solución del problema del paciente que acude a la consulta del profesional de la medicina estética y obteniendo una gran mejoría en el aspecto de la piel y en la salud. Los problemas que presente la piel pueden originarse desde la genética hasta la alimentación. Por este motivo se requiere que se realice en primer lugar un diagnóstico que determine las carencias del paciente reflejadas en la piel y en su salud interna. El diagnóstico debe ser realizado por un médico especialista estético quien recetará exámenes sanguíneos simples y señalará los tratamientos orales y de uso externo que necesita el paciente para resolver en gran medida el problema estético.

Importancia de la nutricosmética

Con la nutricosmética el especialista combina el cuidado del cuerpo con la alimentación, siendo un tratamiento muy eficaz porque actúan desde adentro de nuestro cuerpo, mejora nuestra salud y realza nuestra belleza. Los productos utilizados se presentan en pastillas, ampollas, sustancias de ácido hialurónico, colágeno y el Q10, minerales, antioxidantes, ácidos grasos y proteínas de origen natural cuyos activos son efectivos de acuerdo a cada problema, lo que determinará el conocimiento del especialista, con el fin de mejorar la salud desde el interior de nuestro organismo, incidiendo directamente sobre el aspecto del cabello y la piel. Además de cuidar nuestra piel atenuando las arrugas, mejorando la flacidez y reforzando cabellos y uñas, la nutricosmética nos mantiene sanos por el uso de los activos naturales presentes en los suplementos nutricionales. El especialista debe poseer conocimiento y cada caso es evaluado particularmente, y de acuerdo a este estudio personalizado se determina cual es el tratamiento eficaz posible a aplicar al paciente,  solucionando sus carencias y ayudando efectivamente a lograr tal fin. No es suficiente mantener una alimentación balanceada para mantener la belleza y lozanía de la piel, cabello y uñas, pues la cantidad de nutrientes que consumimos puede ser insuficiente, la manera de prepararlos también contribuye a que no absorbamos estos activos de los alimentos de la manera correcta, el medio ambiente, el clima, la genética y otros aspectos afectan nuestra lozanía y salud. Es por esto la importancia de la nutricosmética y del conocimiento del especialista cosmético en el uso de los activos y sustancias en el tratamiento como complemento de la alimentación que será beneficioso para lograr el bienestar físico del paciente que acude a la consulta.

Origen de la nutricosmética

Desde la medicina antigua  incluyendo la de Egipto, el individuo consumió y aplicó sustancias naturales, de las plantas y algunos animales, cuyos activos mejoraban ciertas dolencias y ayudaban a percibir un cambio en el aspecto de la piel. Existen referencias escritas de la Edad Media cuando el ser humano comenzó a valorar la belleza y procuró mejorar su aspecto físico para ser incluido en la sociedad. Desde ese momento, se tomaron en cuenta los estudios anteriores existentes sobre la aplicación de estos elementos naturales como su uso en el organismo del hombre y sus efectos positivos en él, los cuales fueron desarrollándose a través de los años y es hoy lo que se conoce como nutricosmética. Hasta la actualidad se han descubierto infinitos elementos naturales cuyos activos repercuten en el organismo y que provienen de las plantas y animales, reservando los más eficaces para el uso en la cosmética nutricional. Estos productos son seleccionados en relación a estos estudios anteriores  por el conocimiento y experiencia que debe tener el especialista cosmético de acuerdo a lo que requiere el paciente. Son mayormente utilizados en forma oral para lograr un efecto más inmediato en el organismo, reforzándose el tratamiento con cremas y aceites aplicados directamente en la piel. Se recupera efectivamente la salud si se sigue el tratamiento correctamente recetado por el especialista, obteniéndose un cuerpo más radiante y saludable.

Elementos de la naturaleza más utilizados en nutricosmética

En la actualidad, la nutricosmética utiliza sustancias antioxidantes como el resveratrol, extraído de las semillas de la uva, mezclado con vitaminas C, E y A, atacan los radicales libres y repercuten positivamente dándonos el brillo y lozanía de piel, cabello y uñas. También el ácido hialurónico extraído de la grasa de los peces reduce las arrugas; las algas refuerzan la inmunidad y protegen la piel contra la contaminación; el betacaroteno ayuda al bronceado natural y el licopeno presente en el tomate, reduce las ojeras y da el brillo juvenil a los ojos. En el mercado de la cosmética existen cápsulas que reducen el debilitamiento y caída del cabello, para controlar la obesidad, para dar luminosidad y brillo a la piel o para reducir las molestas várices de las extremidades inferiores, en fin cada una de esas sustancias naturales utilizadas con un propósito y como coadyuvante de la salud y del aspecto físico del individuo.

Nuestra selección para ti

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

Recibe actualizaciones, cursos, talleres, promociones y contenido de gran valor.

Forma parte del instituto de cosmiatría con mayor trayectoria y prestigio del país.

Gracias por formar parte de Cosmiatría San José ¡pronto tendrás noticias nuestras!

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat