Perfil psicológico de un cosmiatra

Definir el perfil de un cosmiatra, es mencionar las características que todo profesional de la salud y con ética debe tener. Algunas veces escuchamos decir a las personas que todos los abogados y todos los médicos son iguales entre sí y es que, en las distintas vocaciones somos atraídos personas de distintos intereses, costumbres y habilidades. Incluso dentro del área de la salud, algunos médicos deciden dedicarse a psiquiatría, pediatría, oftalmología y cualquier otra especialidad de la medicina tan diferente la una de la otra. Esto queda definido por el perfil o la personalidad de cada individuo, lo mismo pasa cuando nos referimos a la salud y la estética de las personas. Algunos desean dedicarse a la dermatología (para lo cual estudian primero medicina y luego realizan la especialización), otros prefieren ser cosmetólogos, maquillistas, depiladores, etc. Algunos otros prefieren ser cosmiatras, aquellos que, en vocación de servicio, se dedican al embellecimiento de la piel tanto sana como enferma, a fin de revitalizarla y darle su plena salud. Los cosmiatras son personas de perfil particular, con deseo especial por el embellecimiento general de las personas que los rodean, pero antes de entrar en materia del perfil psicológico de estos especialistas de la salud y la estética, vamos a referirnos a enmarcar sus funciones exactas dentro del área de la salud.

Función de la cosmiatria

Los cosmiatras, desde sus inicios fueron aquellas personas que, teniendo conocimientos de biología, química, fisiología y enfermedades de la piel, hacían las veces de enfermeras en los consultorios dermatológicos, asistiendo en las prácticas a los médicos especialistas. Sin embargo, al pasar de los años, su trabajo ha ido aumentando cada vez más, dándoles la oportunidad de poseer consultorios propios, donde aun cuando no pueden diagnosticar una enfermedad de la piel, pueden ofrecer tratamiento especializado a casi cualquier afección que se le presente, e inclusive realizar actividades para el embellecimiento y fortalecimiento de distintas zonas de la piel, especialmente la cara; hidratando y retirando la piel muerta o dañada mediante distintos productos tanto tópicos como artefactos de última tecnología como, el láser. Por esa razón, para realizar todas esas actividades, un cosmiatra necesita a nivel personal, acumular una serie de puntos psicológicos en relación a su personalidad, a fin de poder llevar a cabo durante toda su carrera, todas los tratamientos y actualizar los productos a utilizar siempre con las más novedosas tecnologías del mundo.

Perfil psicológico de un cosmiatra

  • Un cosmiatra debe ser una persona con suficiente resistencia física, para poder realizar todas las actividades que su trabajo le exige. Debe además disfrutar el trato con el cliente, a fin de poder mantener una buena relación durante tratamientos con numerosas sesiones, las cuales debe afrontar con amabilidad, extroversión y creatividad. Sus manos deben ser delicadas y suaves, además de llevar siempre la mejor presencia posible, tanto en sus manos, que están siempre a la vista del cliente como su rostro. Pero aunado a todas esas características, deben poseer las siguientes características psicológicas:
  • Su personalidad debe ser del sentido artístico y emprendedor. Los trabajos de embellecimiento requieren un ojo clínico que pueda reconocer rápidamente las afecciones de sus pacientes y visualizar los cambios que le ha de realizar, utilizando además la información que provee el cliente en relación al trabajo.
  • Una característica en su perfil deber ser la amabilidad para asesorar a los clientes, extrovertida y carismática, a fin de mantener buenas conversaciones con sus clientes.
  • Debe ser una persona interesada en aprender siempre nuevas cosas, a fin se siempre querer informarse de las nuevas tendencias y nuevos tratamientos desarrollados por la ciencia. Es importante que se interese cada día por renovarse, hacer cursos e implementar nuevas técnicas a sus prácticas diarias.
  • Un perfil con espíritu investigador, para motivarse continuamente a la creación de nuevos productos de tratamiento a base de sus conocimientos de biología y de química. Es también función del cosmiatra dedicarse a crear los tópicos y mascarillas que va a utilizar.
  • Debe ser una persona inclinada a la pulcritud, que siempre se preocupe por llegar a su lugar de trabajo con buena presencia. El cosmiatra debe siempre destacar por su propio cuidado personal para generar confianza en sus clientes.
  • A parte de su imagen física, los cosmiatras deben ser personas de apariencia confiable, capaces de ganarse la confianza de sus clientes en poco tiempo y poder mantenerlas a lo largo de las sesiones de tratamientos muy largos.
  • Debe ser apasionado de la anatomía humana, a fin de conocer a profundidad las secciones del cuerpo para aplicar los masajes, además de fisiología, para poder tratar de la mejor manera a los pacientes que tengan dolencias.
  • Debe ser una persona que le guste hacer siempre lo correcto. El cosmiatra debe siempre aplicar el tratamiento que requiera su paciente y en el número de sesiones que realmente requiera el tratamiento, no debe nunca cambiar un tratamiento por otro a fin de obtener más dinero del paciente.
  • Debe ser una persona ordenada y responsable, capaz de agendar consultas con numerosos clientes, pues el mundo de la estética ha crecido tanto en los últimos años que, aunque muchas personas se han interesado en estas especialidades, aun no pueden darse abasto entre la inmensa población que acude frecuentemente a estos consultorios. Este orden debe llevarlo también a mantener registro y hacer pedidos de los productos que necesita a tiempo, para que no le falte ningún producto al momento de hacer el tratamiento.
  • Debe ser una persona meticulosa con los detalles. Esto hace la diferencia entre un trabajo bien hecho y uno de mala calidad. Tener cuidado de las acciones que realiza, le permite llevar a buen término todo el trabajo creativo que desea hacer en el cliente o llevar a cabo las exigencias estrictas para el tratamiento o embellecimiento a realizar.
Los cosmiatras deben tener un perfil similar al de un médico, pues aunque no puedan diagnosticar una enfermedad, su trabajo los lleva a ser el medio de sanación para sus clientes, tanto física como psicológicamente, aumentando no solo la salud de la piel sino también su autoestima. Es importante que  aquellos que desean dedicarse a esta especialidad, comprendan la importancia de su propia labor y el impacto cada vez más grande que ocasionan en el embellecimiento de cada individuo de la sociedad.

Nuestra selección para ti

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

Recibe actualizaciones, cursos, talleres, promociones y contenido de gran valor.

Forma parte del instituto de cosmiatría con mayor trayectoria y prestigio del país.

Gracias por formar parte de Cosmiatría San José ¡pronto tendrás noticias nuestras!

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat