Plan de acción de un cosmiatra en época de escasez

La cosmetóloga, la cosmiatra y la esteticista corporal realizan el embellecimiento del aspecto de los individuos que requieren una mejora en su piel, cabellos y en general en su salud física, utilizando productos provenientes del campo de la medicina unidos a otros provenientes de las plantas y animales, aumentando el bienestar general del paciente tanto física como psicológicamente. En el mercado son infinitos los productos cosméticos que se elaboran con el fin de proporcionar salud y belleza, razón por la cual el especialista puede disponer de ellos fácilmente y aplicarlos de manera adecuada para corregir el problema y aumentar la confianza del ser humano en sí mismo.

El cosmiatra debe realizar sus tratamientos en un centro especializado para tal fin, debe preservar las normas de higiene tanto en su presentación como en el uso de su tratamiento, utilizará instrumentos esterilizados, acordes a su función profesional, en algunos casos exigirá la recomendación de un dermatólogo de acuerdo a la visibilidad o no de la enfermedad y finalmente, procederá a aplicar solamente los productos autorizados haciendo en primer lugar la limpieza de la piel, masajes adecuados en el rostro y cuerpo, depilar zonas problemáticas, en fin utilizar los procedimientos permitidos, no invasivos y en caso de no solucionar la dolencia con el uso del tratamiento específico o en el tiempo estipulado en su totalidad , debe requerir o referir al paciente al profesional médico o dermatólogo.

El cosmiatra después de haber hecho un diagnóstico previo y análisis de la gama de productos o activos que se utilizan específicamente en función al requerimiento exclusivo del paciente, utiliza productos para mejorar las dolencias y aspecto en general del individuo. Este especialista en el campo de la cosmiatría, guiándose por sus conocimientos y experiencia previa en la formulación de productos embellecedores, mezclando sustancias, esencias y cosméticos medicinales, aplica las técnicas, instrumentos especiales y tratamientos adecuados al problema estético del paciente. Para elaborar las fórmulas personalizadas, el especialista debe hacer un estudio profundo de qué necesita, qué es lo más conveniente aplicar y de qué manera debe aplicarlos en función al bienestar del individuo que lo necesita y que confía en la capacidad del cosmetólogo para mejorar el aspecto deteriorado que lo obliga a acudir a las manos especializadas.

El cosmiatra depende también de las capacidades del químico cosmético que es el encargado de  elaborar y combinar sustancias para producir cosméticos de calidad, cuyos activos mejoren efectivamente el deterioro producido en la piel. En su elaboración se usan elementos naturales de diversa procedencia que en casos anteriores hayan demostrado producir mejoría en la dolencia. En general los cosméticos son preparaciones con compuestos químicos mezclados, provenientes de las plantas y animales o sintéticos o la mezcla de ellos, de uso tópico que proporcionan limpieza y mejor apariencia de la piel. En la actualidad el uso de los cosméticos se ha extendido infinitamente, no sólo para embellecer sino para cuidar la piel que siempre está expuesta a los agentes externos y que con el tiempo van deteriorándola, produciendo el envejecimiento y flacidez.

El cosmiatra o cosmetólogo es la primera persona a quien acude el paciente para superar su problema dermatológico. Este realiza un diagnóstico primario en relación a  las características y deterioro de la piel por lo que debe estar debidamente capacitado para evaluar la situación y decidir si realiza el tratamiento o lo refiere al médico dermatólogo que conoce a profundidad las enfermedades de la piel y posibles  causas y tratamientos  abordando  las sugerencias en un lenguaje específico, común a los dos especialistas. El dermatólogo aplica tratamientos y delega las funciones cosméticas al cosmiatra, realizando  un trabajo conjunto con el especialista químico quien se encarga de crear mezclas y soluciones de buena calidad, que son aplicadas posteriormente al paciente en relación a sus carencias dermatológicas. 

Plan de accion del cosmiatra en escacez

Elaboración y aplicación de productos cosméticos en escacez

Desde los inicios de la humanidad se ha utilizado plantas y animales con diferentes fines. Alimentos, medicinas, cosméticos son unas de las funciones más importantes de su utilización. El químico especialista ha producido infinidad de sustancias y mezclas de excelente calidad que cumplen con el propósito de mejorar las dolencias y satisfactoriamente lograr que el paciente sane utilizando tanto los productos naturales provenientes de las plantas y animales como productos sintéticos que ayudan a curar en forma definitiva según sea el caso individual. 

Actualmente esos usos han mermado considerablemente por la utilización de fertilizantes que impiden que el activo sea de calidad o que se pueda producir en la cantidad que se requiere para abastecer totalmente el mundo de la medicina y la cosmética, impidiendo obtener la calidad del producto final, motivo por el cual se ha recurrido a la importación de esos activos.  Debido al alto costo de los productos importados y a la escasez de los activos naturales y sustancias, se ha visto en la necesidad de recrear fórmulas igualmente efectivas pero más costosas.

Como consecuencia se han desarrollado emprendimientos nuevos de la química cosmetológica, realizados artesanalmente con cacao, coco, miel, aceite de almendras, arroz, té verde en la producción de exfoliantes, máscaras para el rostro, repelentes a base de clavos de olor con alcohol hasta quitaesmaltes hechos con una mezcla de vinagre y limón, barras de jabón casero y cremas  ecológicas. Todos estos fabricantes artesanos compiten en el campo de la cosmetología y persiste quien realice productos de alta calidad y efectividad en el paciente. Pero la escasez de productos ha impedido notablemente la producción de cosméticos, pues al momento de presentarse la escasez de algún producto o su activo se requiere del uso de productos importados lo que hace aumentar los costos al momento de su elaboración y en consecuencia, el aumento de los cosméticos propiamente dichos.

Para desarrollar la producción de cosméticos,  el químico ha tenido que valerse de la importación de productos que están escasos, activos naturales de altos costos y reformulación de cremas, ungüentos y sustancias utilizadas en la cosmética, lo que ha incidido en el alto costo de los precios de los productos, en los tratamientos y en los artículos de higiene necesarios para aplicar un tratamiento efectivamente. Actualmente se utiliza para elaborar una crema hidratante los efectos de la miel, clara de huevo y aceite de almendras. Para la limpiadora se utiliza yogurt y zumo de limón. También pueden combinarse la miel y el zumo de limón  en una mascarilla para pieles secas o harina de avena y leche combinados para mejorar las pieles grasas. Otros elementos que pueden usarse son el puré de zanahoria con una crema para humectar la sequedad de la piel; la combinación de zumo de naranja, una yema y la infusión de saponaria para recrear un champú o el té verde que contiene elementos antioxidantes  y antiinflamatorios, productos  que actualmente se utilizan  satisfactoriamente en la dermatología con gran influencia en la cosmética.

Nuestra selección para ti

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

¡Suscríbete a nuestro boletín informativo!

Recibe actualizaciones, cursos, talleres, promociones y contenido de gran valor.

Forma parte del instituto de cosmiatría con mayor trayectoria y prestigio del país.

Gracias por formar parte de Cosmiatría San José ¡pronto tendrás noticias nuestras!

Pin It on Pinterest

Share This
WhatsApp chat